Sonríe

Tienes en tus manos un buen motivo para sonreir

¿Sabías que un helado despierta tus endorfinas?

¿Y que las sonrisas contagian sonrisas?

Las endorfinas son la hormona de la felicidad. Cada vez que saboreas un delicioso helado artesano, estas pequeñas mensajeras de alegría viajan a tu cerebro y te iluminan el día.

Es como estar enamorado. Si sonríes, los demás sonríen también. ¡Haz la prueba! Por eso, compartir un helado es invitar a un poquito de felicidad.  Y la felicidad nunca sobra.

¿Qué tal si contagiamos al mundo un poco de alegría y de frescura?,

¿Nos ayudas?

Compártelo: